viernes, 8 de febrero de 2013

Gran Hermano 2013


Comienza una nueva edición de Gran Hermano en esa cadena caracterizada por la calidad de sus contenidos. Voyeurs, preparaos.
Gran Hermano es una fábrica de juguetes rotos. A la mayoría de esos chicxs que buscan la fama, les espera, sí, pero para impedirles conseguir después un puesto de trabajo normal (porque da mala imagen a la empresa) o encontrar pareja, según un libro de testimonios de ex concursantes que publicó uno de ellos el año pasado.
GH tiene un punto tétrico: un gran ojo te vigila, como en la novela de George Orwell '1984'. Este libro representa un mundo cuyo dictador da nombre al programa de televisión, habitado por borregos adocenados que corean sus consignas, siempre controlados por cámaras y micrófonos. Pero en nuestro mundo actual no son necesarias esas técnicas de control, ya estamos aborregados con programas como éste.

1 comentario:

Subversado dijo...

Sí que es un experimento sociológico, pero las cobayas estamos fuera, hipnotizadas